Agencia de Publicidad>> Target>>Agencia de Publicidad

Los 8 errores más comunes de la Publicidad en Veracruz

 

Amigo empresario, antes de hacer una crítica al sin fin de acciones publicitarias mal encaminadas, por lo tanto infructuosas, que vivimos a diario en Veracruz, señalemos una de las máximas publicitarias: PUBLICIDAD QUE NO VENDE, NO SIRVE. Y eh aquí la moraleja de lo que estás a punto de leer: la publicidad bien hecha no sólo hace sonar tu caja registradora sino que crea VALOR DE MARCA Y LEALTAD DEL CONSUMIDOR.

Es muy importante conocerla para no caer en…

 

Los 8 Errores más comunes de la Publicidad en Veracruz

1.- NO INVERTIR EN PUBLICIDAD

“Mi producto no necesita publicidad, se vende solo”… Seguramente te suena la frase, pero pensando así lo que jamás sonará es la caja registradora. Sólo imagina quién tiene más posibilidad de darse a conocer y vender: ¿un producto que no se anuncia o su competencia que tiene una campaña publicitaria?

Hoy por hoy, pretender ahorrarse el presupuesto de publicidad que toda empresa debe tener, es como querer ahorrarse al ingeniero cuando se construye o al contador al hacer la declaración de impuestos. Mal negocio.

2.-HACER TÚ MISMO TU PUBLICIDAD

“Yo siempre he hecho mi publicidad y así me ha funcionado”… aahhh, como he escuchado esa frase. Se da principalmente en empresas familiares que efectivamente han sido exitosas, pero ante la evolución actual del mercado y la llegada de tanta competencia que incluyen asesores de Marketing o tienen contratadas a agencias de Publicidad… ¡Deben cambiar su mentalidad: evolucionar o morir!

3.-EL FACEBOOK LO ES TODO

Éste, actualmente, es el error más común: creer que las redes sociales sustituyen a los medios tradicionales. Una cosa es que tú y tu gente cercana vea el Facebook y otra muy diferente llegar a tu mercado. De cualquier manera, hacer marketing digital, requiere mucho más que una persona que “creció como usuario de Facebook” ¿Sabes cuántos especialistas hay en una agencia de publicidad? Diseñadores gráficos, mercadólogos, fotógrafos, creativos, expertos en medios, community managers, etc.

Lo siento pero ni “la sobrina” que se la vive en Facebook, ni siquiera un gerente, podrán sustituir jamás a la labor de una agencia publicitaria.

4.- SATURAR LOS ANUNCIOS

No por favor. La publicidad repleta, demasiado seria, es aburrida, obsoleta y no vende.

Destaca sólo lo mejor de tu producto (lo que los publicistas llamamos “Promesa Única de Venta”) y deja que el consumidor conozca los otros primores que seguramente tu producto tendrá, al acercarse a él.

Un anuncio limpio, equilibrado y con estética, siempre es más contundente y el ojo lo agradece.

5.- ¡EL FUSIL!

A cada rato vemos en Veracruz campañas copiadas de productos que se anuncian en la CDMX o bajadas de internet.

Parece fácil robarse la idea de otro y suponer que el consumidor no lo notará, pero me temo que los consumidores también van a la CDMX y navegan en la red y oh desilusión porque el mensaje pierde cualquier efecto que pudiera haber causado.

E insisto en la estrategia: esas campañas que “importamos” fueron creadas para un producto único con características únicas… y dudo mucho que encajen en las necesidades locales, así como así. Creo que tanto los productos de la CDMX como sus mercados, son “ligeramente” diferentes como para apostar que el fusil funcionará.

6.- PENSAR QUE LAS AGENCIAS DE PUBLICIDAD SON CARAS

Si tu agencia de publicidad no es capaz de mejorar tu imagen, elevar las ventas y crearte la estrategia adecuada para tu producto… Entonces me retracto de lo dicho ¡es muy cara!

En cambio, si hace bien las funciones señaladas, seguramente también te conseguirá beneficios en tu inversión de medios y en poco tiempo posicionará tu marca en la mente del consumidor e incrementará tus ventas, lo cual será un negocio redondo. La publicidad debe llevarte al logro de tus objetivos acelerando los plazos y acortando los tiempos y eso tiene un gran valor.

7.-NO INVERTIR EN PRODUCCIÓN

Es cierto, los diseños para anuncios en revistas o prensa, cuestan; la producción de radio, cuesta; hacer comerciales para TV, también cuesta. Ya sabemos que hay quien regala este trabajo y por supuesto, no es de la calidad deseada, pero es gratis y muchos pican el anzuelo.

Te invito a hacer esta reflexión. Si inviertes 100 pesos en publicidad, ¿no crees que es mejor, restarle 15 pesos a ese presupuesto y destinarlo a un profesional que te haga un anuncio de primera? Si lo haces así, cada que lo vean, te felicitarán o mejor aún, lo comprarán; mientras que en el caso contrario, tendrás un anuncio mal hecho, repetido más veces.

8.-NO CONFIAR EN VERACRUZ

Una última reflexión, ¿sabías que de tiro por viaje en las elecciones políticas la mayoría de los candidatos no confían en la mano de obra publicitaria local? Como lo oyes, a pesar de contar en el Estado con la capacidad para realizar esa labor, los candidatos muchas veces prefieren mirar hacia otros lados y no consumir lo que Veracruz produce, ¿qué tal? Tú, no caigas en el mismo error.